Lo Peor y lo Mejor de Sagitario

Lo Peor y lo Mejor de Sagitario - sagitariohoroscopo.com
Toda persona, por más radiante que parezca, esconde un oscuro secreto. No creas en todo lo que ves ni creas que lo que no ves no está. ¿Listo para saberlo todo acerca de Sagitario?

Lo mejor de Sagitario.
Buenas intenciones: muchas veces juzgamos a los arqueros por sus actos, los cuales son el resultado de la falta de reflexión y recapacitación. Por lo tanto, el resultado de nuestro juicio puede llegar a ser demasiado duro para un nativo que tiene las mejores intenciones de hacerte sentir bien, pero que no siempre logra su cometido.

Mente despierta: Sagitario lleva consigo un radar que le permite captar absolutamente todo lo que se mueve en torno a su persona. Esto los lleva a aprovechar todas las oportunidades que están a su alcance, y aquellas que no lo están también. Con esa misma facilidad atrapan tus intenciones en el aire y se dan cuenta de qué clase de persona eres. Por supuesto que esta facultad es muy valorada en el competitivo mundo de los negocios, en el cual Sagitario es uno de los signos más buscados para encargarse de una campaña de Marketing o Publicidad.

Innovadores: es realmente sorprendente lo que se les puede llegar a ocurrir. El cambio ha llegado y es el arquero el encargado de implementarlo. Le encanta romper las estructuras y plantear una nueva forma de hacer las cosas que siempre se han hecho de determinada forma. Juegan con el factor sorpresa todo el tiempo y dejan perplejos a quienes no esperaban más que una tradicional lección de Historia o el clásico plan de fin de semana de levantarse tarde, almorzar afuera y cenar una sabrosa pizza... ¡Sagitario tiene mucho más para proponerte!

Lo peor de Sagitario.
Falta de tacto: si hay algo por lo que Sagitario se hace odiar, esto es por la forma que tiene de meter la pata al hablar. Su locuacidad puede ser su catapulta a la fama, así como también su verdugo. El no pensar antes de hablar lo lleva a sorprenderse en voz alta de cuánto has engordado en estos últimos meses o de la cantidad de arrugas que aparecieron en tu rostro desde la última vez que te vio.

Desconsiderado: no consideran los sentimientos de los demás cuando toman decisiones que involucran a otras personas. Podemos ver esto muy claramente en el amor, ámbito en el que se entusiasman y se muestran enamorados como nunca antes, para dejarse arremeter por la apatía poco tiempo después. Lo peor es que ellos no sufren la decepción, sino que se la hacen padecer a sus enamorados, quienes deben retirarse llorosos para intentar dilucidar qué fue lo que hicieron mal, cuando la respuesta no es otra que haberse enamorado de un corazón que no se entrega.

Falta de noción de peligro: coquetean con el peligro y juegan con el fuego, dos de sus actividades favoritas. Lo cierto es que no tienen ni idea del alcance de ciertos riesgos, por lo que se adentran en terrenos peligrosos sin más defensa que su deslumbrante sonrisa.

Te puede interesar

Tus Comentarios

Privacidad